lunes, 22 de noviembre de 2010

MUERTE EN ESTAMBUL, de Petros Márkaris


Editorial: Tusquets
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-8383-119-9
Nº Edición: 1ª
Año de edición:2009
BARCELONA



La venganza es un plato caliente que se sirve en frío. Eso debió pensar María Jambu, ya casi nonagenaria y a las puertas de la muerte, para poder sacar unas últimas fuerzas de flaqueza que le llevan a abandonar su pueblo de Drama, en Grecia, y plantarse en Estambul a impartir justicia de su propia mano.
En esta nueva novela negra, “Muerte en Estambul”, el escritor griego Petros Márkaris pone a nuestro viejo conocido el comisario Kostas Jaritos ante una sucesión de muertes a las que parece imposible poner freno. La asesina, a pesar de haber sido pronto identificada y de su más que precario estado de salud, se mueve por Estambul con agilidad dejando tras de sí un rastro de cadáveres. Todos los asesinados hirieron el alma de María Jambu, de un modo u otro, en el pasado, a todos les guardaba rencor y a todos les es llegada su hora. Pero María Jambu no sólo visita viejos enemigos en su viacrucis, también se reconcilia con antiguos afectos y querencias.
El comisario Jaritos lo tiene difícil. No pisa su terreno, no está en Atenas sino que se encuentra con su mujer en un viaje turístico en Estambul cuando este misterio le reclama. Además, tampoco lo tiene fácil a causa de su especial estado anímico, suyo y de su mujer, a consecuencia de la reciente boda civil de su hija. Ellos no logran aceptar una boda sin ceremonia religiosa que les pone en el disparadero de todos los comentrarios de su círculo social y que contraviene sus creencias más firmes. No obstante, Jaritos se va sumergiendo en la vorágine de unos acontecimientos que le llevan a transformar totalmente un viaje de pretendido placer en el que no acaba de encontrarse, en un periplo de trabajo con especiales características sociopolíticas.
En efecto, Petros Márkaris aprovecha el caso para hacer pasar al comisario Jaritos por un cúmulo de circunstancias que a algunos les refresca y a otros nos ilustra sobre los viejos enfrentamientos y desconfianzas entre la comunidad griega en la antigua Constantinopla y los gobiernos turcos de turno. La enemistad de ambos países, cimentada a lo largo de siglos de dominación y humillaciones otomanas sobre los helenos –que varios personajes de la novela se encargan de rememorar y en cuyo origen se encuentra buena parte del núcleo del deseo de venganza de María Jambu- parecen encontrar su contrapunto y su arreglo en la amistosa y entrañable relación que se acaba estableciendo entre el policía griego y su homólogo turco, Murat, a quien es oficialmente adjudicado el caso. Tras un breve periodo de desconfianza entre ambos, surge la colaboración propia del respeto y la profesinalidad y, más tarde, la mutua simpatía, la cordialidad y la amistad.

No hay comentarios: